Dánel Arzamendi – Diari de Tarragona 06/04/09

Fracaso escolar

Esta semana se ha dado a conocer un estudio de la revista Magisterio, cuyas conclusiones deberían hacer reflexionar a los políticos responsables del futuro educativo de nuestros hijos. El porcentaje de estudiantes españoles que abandonan la enseñanza obligatoria, uno de cada tres, triplica la tasa recomendada por la UE. La situación resulta especialmente alarmante en las comarcas de Tarragona, con una proporción de fracaso escolar superior a la media española, lo que nos coloca en el puesto más lamentable de Catalunya.

La reacción política ante este tipo de informaciones suele definir, de un modo sumamente certero, el tipo de dirigente ante el cual nos encontramos. Algunos demuestran una notable rigurosidad al preocuparse sinceramente por los graves problemas que esta situación puede provocar a medio plazo, mientras que otros se limitan a buscar un parche para evitar que semejantes datos puedan perjudicarles en la próxima campaña electoral. Un claro ejemplo de esta segunda postura lo encontramos en la iniciativa gubernamental que consiguió rebajar la cifra de repetidores, permitiendo pasar de curso con un mayor número de suspensos: fantástico. A eso lo llamo yo tirar por la calle de en medio… Así, no debería extrañarnos que cada vez sea más habitual tropezarse con un adolescente con menos vocabulario que un pitufo, y que casi necesita calculadora para seguir el tanteo de un partido de básquet. Porque la estrategia de rebajar la exigencia escolar para maquillar unas estadísticas paupérrimas explica casos como el de un joven FP-II administrativo, al que conocí hace unos años, cuyo trato me abrió los ojos sobre esta cuestión: se jactaba de no leer jamás un periódico ni ver un telediario, situaba geográficamente Irak en el continente europeo, desconocía por completo quién era Ibarretxe y, como curiosidad, afirmaba que el conde Drácula era originario de una región inglesa llamada Pensilvania. No es broma, palabra de honor.

Probablemente sean muchos los aspectos del actual sistema educativo que deberían ser retocados, aunque debemos poner el acento en una premisa que, en mi opinión, resulta determinante para reconducir la situación: la clase política debe asumir que el diseño educativo no puede ser patrimonio exclusivo del partido que gana las elecciones. Aunque pueda sonar un tanto utópico, algunos de nuestros vecinos han implantado modelos de enseñanza con décadas de vigencia, que se actualizan cuando la experiencia demuestra su perfectibilidad, pero que son respetados en su esencia por todos los partidos. Por el contrario, en España estamos acostumbrados a que una de las primeras medidas de todo gobierno entrante consista en echar por tierra toda la legislación docente de su antecesor, para implantar un nuevo sistema que rompe abruptamente con el modelo anterior. Un ejemplo paradigmático del afán patrimonialista del ámbito educativo es la polémica asignatura de educación para la ciudadanía. En principio, todos deberíamos estar de acuerdo con la implantación de unas clases para el fomento de los valores democráticos básicos que todos compartimos. El problema se suscitó tras comprobarse que el planteamiento gubernamental no asumía la pluralidad ideológica de los ciudadanos, transformando esa loable asignatura cívica en un posible instrumento adoctrinador en beneficio de las tesis del mandatario de turno.

El único remedio que, desde mi punto de vista, puede domesticar al pequeño tirano en que acaba convirtiéndose todo responsable educativo, pasa por implantar mayorías reforzadas para la aprobación de legislación en la materia. Así, si fuese necesario el voto afirmativo de dos tercios del parlamento para reformar el modelo de estudios, evitaríamos que el partidismo educativo invadiese las aulas, en perjuicio de la gran labor que miles de profesionales de la enseñanza intentan ejercer por el bien de nuestros hijos. Su futuro está en juego.


Anuncis

~ per Sintu a 7 gener 2010.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: